VISITA CAN LIS, Mallorca


Visitar la casa que Jørn Utzon diseñó para sus estancias en Mallorca, fué toda una experiencia.

La concepción de la arquitectura con la mirada de interiorismo es un match perfecto.

El arquitecto

Jørn Utzon (1918-2008), diseñó y pensó este proyecto tan particular entre 1971- 1972. Ubicado en un terreno lindante a un acantilado de 20m en la localidad de Portopetro, Mallorca. Una casa pensada para sus estancias de descanso, tras finalizar la conocida opera de Sidney, Australia.

High_School_Honors_Performance_Series_Sydney_Opera_House.jpg
sydney opera house.jpg

Fotografías, fuente, Sidney Opera House

Can Lis - arquitectura

La construcción de la casa está realizada al estilo tradicional y típico de la isla. Además destacan el uso de materiales tradicionales y propios del lugar, como es el mares, una piedra caliza fácil de trabajar y de propiedades aislantes, que destaca por ser el material que construye toda la edificación.

Destaca la singularidad de la forma de las estancias y del conjunto en sí. Evocando un organicismo que nos transporta de un lugar a otro de forma fluida.

Compuesta por cinco pabellones. Cada uno de ellos con su funcionalidad específica,  su propia esencia y sus muebles diseñados creando un dialogo entre el espacio interior la naturaleza exterior y uno mismo.

Su aspecto desde la calle contrasta con el interior, pues tres los muros opacos de la calle no logras percibir que se esconde en su interior.

marta-alonso-arquitectura-planta-can-lis.jpg

Can Lis -Interiorismo

Vivir el espacio, transmite totalmente la sensación de paz y estado meditativo. A su vez su diseño austero y funcional recuerda un espacio monacal en el cual perder la noción del tiempo.

Los interiores de aspecto sobrio son acompañados de muebles estáticos, donde se usa el ladrillo socarrat y la cerámica de mocaoret creando unos dibujos decorativos muy autóctonos.

El uso de la propia estructura, en los techos usando la típica bóveda catalana y los dinteles de los pasos de puerta aparece como elementos de ingenio, pues tiene una dualidad maravillosa, ser estructurales y a su vez embellecer y enriquecer cada estancia.

La conexión pura con el exterior es reforzada por el sistema en cómo se cierran los muros abocinados de cada espacio. Las carpinterías de madera de pino mallorquín son colocadas con tal ingenio, que se ocultan sus marcos al superponerlos en la propia fachada, consiguiendo unos encuadres de vistas al mar a partir de la piedra que configura los muros. Consigue así que el lenguaje de porches y pabellones se perciba igual.

Se percibe, al vivir el interior y exterior de los espacios la delicadeza y amor del autor hacia la arquitectura y la naturaleza, como él bien decía; “Ser arquitecto significa tener una fantástica profesión. Para mí ha sido un regalo del cielo”.

Can Lis - En la actualidad

Actualmente la casa es propiedad de la Fundación Utzon que la adquirieron en 2011. Restauraron la casa en el año 2012 y hoy en día permiten visitarla y hacer estancias temporales a arquitectos, artistas, diseñadores y estudiantes, pudiendo vivir la experiencia de este mágico espacio.

Si te ha gustado el articulo, ¡comparte, comenta!